• ws
  • facebook
  • instagram
  • linkedin
  • youtube
Enviado por MonicaRodriguez el Mié, 04/12/2019 - 00:54

FUNDICIÓN A LA CERA PERDIDA: UNA INTRODUCCIÓN


 

El término “Fundición por Cera Perdida” en ocasiones es asociado con la manufactura ancestral y la elaboración de obras artísticas. No en vano, este método ha permitido la fabricación de piezas emblemáticas como la balsa muisca y el poporo. Sin embargo, el nivel de detalle geométrico y el control dimensional que ofrece este tipo de fundición, permite de igual forma la fabricación de piezas de avanzada ingeniería como álabes de turbina y partes aeronáuticas. En la actualidad, empresas como CASTEM Colombia desarrollan un proceso industrializado que controla cuidadosamente sus materias primas, maquinaria y condiciones de operación, para entregar a sus clientes productos económicamente eficientes.

 

Balsa MuiscaLa balsa muisca es un claro ejemplo de los beneficios ofrecidos por este tipo de fundición. Como se puede ver en la imagen, esta es una pieza compleja con diferentes detalles que fue hecha en una sola operación, sin procesamiento posterior o soldadura. El orfebre precolombino autor de esta obra, moldeó la cera de abeja en lajas de piedra haciendo hilos con los cuales armaba las figuras. Posteriormente cubría la figura con carbón molido y arcilla hasta formar el molde. Finalmente calentaba para extraer la cera y en el molde vacío vertía el metal fundido; una aleación de oro (más de 80%) con plata nativa y cobre (1).

En la actualidad, dicha técnica ha reemplazado la cera de abejas por ceras especialmente diseñadas para el proceso. Esta cera ya no se moldea de forma manual sino se usan máquinas inyectoras y moldes mecanizados que garantizan la estabilidad dimensional del producto. Las arcillas se reemplazaron por lodos cerámicos y arenas de granulometría controlada que garantizan la copia exacta del patrón en cera y la robustez necesaria para contener el metal fundido a más de mil quinientos grados centígrados.

 

Imagen: Balsa Muisca. Fotografía: Clark Manuel Rodríguez. Propiedad del Banco de la República.

A pesar de los avances tecnológicos del proceso, el principio del método de manufactura sigue siendo el mismo. Primero se debe moldear la pieza que se quiere fundir, usando un material fácil de extraer como cera u otros polímeros. Posteriormente estos modelos se deben unir a una copa base que va a permitir el vertido del metal. A esta etapa se le conoce como ensamble de árbol.

Árboles de cera en la planta de producción de CASTEM Colombia.

Imagen: Árboles de cera en la planta de producción de CASTEM Colombia.

Luego estos árboles son usados para formar los moldes cerámicos, ya sea por recubrimientos con lodos y arenas, o por moldeo de arcilla o yeso. Una vez el molde está listo, se extrae la cera y se vierte sobre éste el metal deseado. Finalmente llegan etapas de post-procesamiento que incluyen tratamientos térmicos como normalizado y revenido, pasivado en ácido, pulido y recubrimientos superficiales.

Productos Fundicion Castem

Imagen: Productos elaborados por fundición a la cera perdida en CASTEM.

Referencias: (1). Balsa Muisca. Banco de la República, Colombia. https://enciclopedia.banrepcultural.org/index.php/Balsa_muisca.

Tomado el 04 de diciembre de 2019.